Un avefría mira a cámara de reojo mientras se moja los pies en la charca